TÍTULO DE LA UNIDAD DIDÁCTICA "DESCUBRIENDO A UN GENIO"
ENLACE A LA PÁGINA TITULADA VIDA Y OBRA DE W. A. MOZART
ENLACE A LA PÁGINA TITULADA EL CONTEXTO HISTÓRICO Y SOCIAL DE W.A. MOZART
ENLACE A LA PÁGINA TITULADA LAS ARTES PLÁSTICAS EN LA ÉPOCA DE MOZART
ENLACE A LA PÁGINA TITULADA LA MÚSICA CLÁSICA
ENLACE A LA PÁGINA TITULADA INVESTIGA
ENLACE A LA PÁGINA TITULADA ACTIVIDADES
ENLACE A LA PÁGINA TITULADA CRÉDITOS

VIDA Y OBRA DE W. A. MOZART


Probablemente en toda la Historia de la Música no encontremos vida más atormentada que la de Mozart. Y, con toda seguridad, nadie capaz como él de sublimar la desgracia a través de un arte genial.

El caso de Mozart es el de una precocidad prodigiosa: a los cuatro años de edad recibe las primeras lecciones de música de su propio padre, y al año siguiente ya escribe sus primeras composiciones.  Las primeras sinfonías son de 1764, cuando sólo tiene ocho años, y a la edad de doce compone óperas de singular atractivo y que aún hoy figuran en los repertorios, como Bastián y Bastiana. Su infancia y adolescencia las pasó viajando por todas las cortes europeas, dando conciertos con su padre y hermana; traba contacto con la Escuela de Mannheim y conoce a Haydn.

En 1769 entra al servicio del arzobispo de Salzburgo, su ciudad natal, que pretende monopolizar su actividad y le trata desconsideradamente; tras fuertes tensiones, Mozart decide en 1782 romper con su protector y vivir con su esposa de su producción musical. Pero eso resultaba imposible en una sociedad en que la música era sólo un lujo cultural de los poderosos, que contrataban a los más grandes genios como criados de su corte. Los conciertos públicos comenzaban a celebrarse tímidamente, la burguesía asistente pagaba su entrada y desde luego, no asistía si la obra no era de su agrado. Así sucedió con muchas obras de Mozart, cuya profunda sensibilidad y modernidad no siempre fueron comprendidas por sus contemporáneos.

RETRATO DE W.A. MOZART 2

W. A. Mozart

Desamparado, perseguido por la desgracia, agotado por su trabajo incesante, su situación económica llegó a extremos de verdadera miseria que sólo se superaba fugazmente con los escasos beneficios de algún pasajero éxito. Quebrantada su salud, Mozart murió a los treinta y cinco años, cuando había compuesto casi ochocientas obras. Sin que ningún familiar o amigo llegase hasta su sepultura, la más exquisita sensibilidad de toda la historia de la música fue enterrada en una fosa común cuya localización exacta nadie supo precisar.

Pero nada de eso hay en su música, y sólo en las muy últimas composiciones parece percibirse un cierto aleteo trágico, una sombría modulación que nos perturba. El propio Mozart había escrito que la música, incluso en las situaciones más terribles, nunca ha de ofender el oído, sino cautivarlo y seguir siendo siempre música. Y así lo hace, resumiendo genialmente la tradición contrapuntística alemana, el fresco lirismo italiano y las conquistas técnicas de Haydn y de los sinfonistas de Mannheim.

La personalidad de Mozart manifiesta tanto en la innovación de las formas como en el contenido, de maravillosa inspiración melódica y con atrevidos acentos armónicos y giros cromáticos que dan a su música una inquietante tensión íntima ausente en la de Haydn. Hay un aliento emocional en la obra de Mozart que parece querer despegarse ya del Clasicismo; de sus cuarenta y una sinfonías, eso es particularmente evidente en las tres últimas.

Reproductor de Audio

Primer movimiento Molto Allegro de la
Sinfonía nº 40 en Sol m. K. 550  (fragmento)

Junto con ellas, entre lo más importante de su obra, hay que destacar los conciertos para instrumento solista (sobre todo piano) y orquesta, que Mozart elevó a la más alta categoría de expresión sinfónica.

Reproductor de Audio

Rondó del Concierto nº 2 en Mi b M. K. 417
para trompa y orquesta (fragmento)

Como autor de música escénica, Mozart perseveró en la línea de la ópera cómica, pero haciendo de ella un verdadero estudio psicológico de los personajes, a los que humaniza y caracteriza, concediendo especial importancia a la situación dramática a través de una expresión orquestal de engañosa facilidad, en la que vierte lo mejor de su capacidad creadora.

Reproductor de Audio

Aria Non più andrai
de Las bodas de Fígaro (fragmento)

Las bodas de Fígaro, Don Juan, La flauta mágica, son obras que así lo atestiguan; esta última, acabada semanas antes de morir y compuesta para un humilde teatro popular, es una auténtica alegoría donde los ideales revolucionarios de libertad, igualdad y fraternidad están claramente simbolizados. Con ella, además, nace la ópera alemana que Wagner llevará  a su culminación.  

 
DICCIONARIO DE CONSULTA R.A.E.
DICCIONARIO DE LA REAL ACADEMIA ESPAÑOLA DE LA LENGUA
  
LICENCIA CREATIVE COMMONS EL CÓDIGO HTML W3C DE TODAS LAS PÁGINAS DEL PROYECTO "DESCUBRIENDO A UN GENIO" HA SIDO VALIDADO LA HOJA DE ESTILO HA SIDO VALIDADA POR W3C Icono de conformidad con el Nivel A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI